Inicio

¿Te ha tocado ver algún otro blog que te hable sobre temas viales?…  A mí tampoco.

La verdad, este es uno de los muchos temas que no se han sabido manejar – ¡oh, sorpresa! – porque lo hacen demasiado aburrido y solo quieres que esas pláticas sobre señales de tránsito terminen. Lo digo en serio. Mientras estaba en mis andanzas de investigadora – porque lo que verás aquí es la puritita verdad -, me puse a revisar el material que pasaba el departamento de tránsito de Gómez Palacio, y bueno… no hablemos de cosas tan tristes.

El caso es que no existe hasta este momento un sitio atractivo sobre temas de educación vial, y mucho menos para chavos. Quizá cuando andabas en el relajo de la primaria llegaste a tener clases donde te hablaban sobre las luces del semáforo, respetar a los peatones y no correr detrás de una pelota en la calle… pero dime tú si realmente sirvió de algo. El chiste de esto, como muchas otras cosas, es darle un seguimiento.

Ahora que estás por poder sacar un permiso de conducir, hay algunas cosas que debes tomar en cuenta para este paso que darás. Tú como yo sabemos la situación tan mala en la que se encuentra la ciudad, en muchos aspectos, así que en vez de ser parte del problema, ¿por qué no comenzamos haciendo las cosas bien nosotros?

¡Por eso! Los objetivos de este proyecto, son:

  • Dar información sobre educación vial atractiva, simple y actualizada (di NO a los videos de Plaza Sésamo y los mensajes rebuscados y aburridos);
  • Ser un medio de expresión para los jóvenes de Gómez Palacio sobre la situación de la cultura vial;
  • Dar un espacio para la expresión de las vivencias en materia vial;
  • Crear la oportunidad de llamar a chavos como tú al cambio y a su empoderamiento, ¡sé tu propio ejemplo!

Este blog, además de servir como fuente de información actual sobre algunos temas, también es un espacio para compartir, para que personas reales encuentren un lugar donde puedan dejar sus vivencias. De hecho, encontrarás una sección de testimoniales, precisamente para cumplir este objetivo. Quisiera que te des cuenta que esto nos adecta a todos, compartimos un espacio común. Tú puedes estar dentro o fuera del automóvil; esto es real.

No seas de los que se quejan de la corrupción del sistema. No seas de los que maldicen las imprudencias ajenas. Sí, todo esto causa mucho coraje… Puedes empezar por cambiar lo que haces TÚ. ¿Neta vas a ser parte del problema? Eres mejor que eso.

Piensa bien, conduce bien.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *